El Intercélticu calienta motores

La esperada décima edición está ya a la vuelta de la esquina. Entrevistamos a Mikel González, miembro de Esbardu y uno de los organizadores.
Viernes 7 de julio de 2006.
 

Llevamos ya nueve años disfrutando del festival más importante de Avilés y comarca y del intercéltico con más renombre de toda la Asturias celta. Desde el día viernes 21, y durante más de una semana, volverá a emocionarnos y a engalanar la ciudad como casi ningún otro evento es capaz de conseguir. Una característica verdaderamente destacable es el hecho de que la programación impide que cualquier ciudadano se aburra a cualquier hora del día. Por las tardes, la plaza de Carlos Lobo prácticamente se llena de gente con los talleres de baile e instrumentos. Cada día se dedica a un país y las bandas de gaitas, grupos de baile y músicos invierten unas horas para pasárselo bien con la gente de Avilés. Y no sé qué pasa, pero los avilesinos no sólo van a ver, sino que participan.

(JPG)
Cartel del festival (fia.esbardu.org)

Desde el principio, la gente de Esbardu montó todo esto con pocas ayudas, como es habitual. Pocas, por no decir nulas. Hace pocos años, cuando caía la típica tormenta aguafiestas (nunca mejor dicho) se suspendían los conciertos. Y no porque deslucieran y la gente no participara, sino simplemente porque no tenían presupuesto para contratar un toldo que cubriera el escenario (recuerdo una ocasión en que un reducido grupo de personas nos trasladamos al Lar Gallego para ver la actuación de Quempallóu). Con esos y muchos más inconvenientes tenían que contar los organizadores hasta hace poco. Sin embargo, su esfuerzo continuo, las múltiples actividades y alternativas que ofrecen y unos cuantos conciertos más que memorables han hecho de todas y cada una de las ediciones una verdadera delicia en el verano asturiano. Las ayudas comenzaron a llegar y el Festival Intercélticu d’Avilés ya es hoy en día una cita imprescindible.

Consejo para la gente a la que se le caigan las paredes de casa encima después de la cena, a eso de las 10 de la noche: pásense cualquier noche por Carlos Lobo. Habrá un grupo tocando. Habrá gente viendo y escuchando. Habrá cerveza y gente joven... Chicas y chicos jóvenes de varios países... (¡hay que decirlo todo!). En fin, el perfecto paseo nocturno. Se lo digo por experiencia.

A continuación reproducimos la entrevista a Míkel González, gaitero de Esbardu y uno de los responsables del festival.

-   ¿Llevas desde la primera edición en la organización?

No, aunque llevo disfrutando del Festival desde el primer año, entré en Esbardu en 2002.

-   ¿Cuántas personas trabajáis en ello? ¿Ha sufrido muchos cambios la “plantilla” durantes estos años?

Todos los socios de Esbardu aportan su granito de arena, aunque por motivos laborales y demás el núcleo de personas que mueve el Festival anda entre 15 y 20. También contamos con ayuda externa como la prestada por la Asociación de Amigos del FIA. Hubo gente que dejó la asociación y gente que entra nueva, como es lógico.

-   Conciertos, talleres de baile y de instrumentos, desfiles, exposiciones, deportes tradicionales, misa celta en Illas... Realmente es difícil añadir más cosas... De todos modos, la pregunta es obligada: ¿Alguna novedad o sorpresa para este año?

Jejeje.. ¿qué tal un certamen sidrero?

-   En total, la pasada edición se organizaron cien eventos. Es sabido vuestro esfuerzo por sacar adelante el festival. ¿Ha sido necesario en alguna edición contratar a alguien no vinculado directamente a Esbardu (aparte de técnicos de sonido y demás)?

Desde hace dos años el Ayuntamiento se encarga de algunas cosas puntuales para poder liberarnos un poco y lo hace a través de sus propios empleados, pero el grueso lo hacemos los miembros de Esbardu.

-   ¿Cuál fue el incoveniente más duro de resolver... ese momento en que estás tan cabreado, estresado, nervioso o desilusionado que no sabes si va a salir adelante una determinada actuación o cualquier otro evento...?

Bueno, el año pasado he de reconocer que tuve mis momentos de estrés, pero al final todo sale y compensa el esfuerzo.

-   Wolfstone Canterach, Mabon, Llan de Cubel, Felpeyu, Lùnasa, Llangres, Briganthya... todos conciertazos. Pregunta personal pero generalista: ¿Ha habido algún concierto que recuerdes especialmente?

Todos tienen algo, ye difícil quedarse con uno. Para mi Llan de Cubel es el mejor grupo folk del pais, pero evidentemente más que el concierto es la convivencia, guardo especial recuerdo de Mabon, Canterach o de Dawnswyr Werin Pen-y-Fay entre otros.

-   ¿Hay algún grupo que hubieseis querido traer pero que por ahora se os ha resistido, ya sea por alto caché o por cualquier otra razón?

Bueno, yo he de reconocer que soy un poco pesado, preguntarselo a Juan (presidente de Esbardu), y hay un par de grupos que me gustaría traer, pero si te lo digo ya no sería sorpresa... Son varios los problemas: el primero, el presupuesto, que te limita a la hora de traer gente, pero también el programa. Y es que, aunque parezca mentira, a veces no hay sitio para meter todo lo que quieres.

-   Hace uno o dos años, la SGAE reclamó los derechos de autor por canciones que vosotros (y la gran mayoría de los grupos participantes) calificásteis de populares. ¿Seguís teniendo problemas después de aquella polémica?

Bueno, creo que cada vez es más notorio que el problema lo tienen ellos con la sociedad.

-   ¿A los grupos les interesa actuar aquí? Es decir, ¿habéis notado un interés especialmente creciente en los últimos años, o los grupos de folk suelen mostrarse accesibles para acudir a cualquier festival por pequeño que sea?

Pues sí que se nota, pero me gustaría destacar y agradecer la presencia de las bandas de gaitas asturianas que siempre se han mostrado muy dispuestas a colaborar y que juegan un papel fundamental en el Intercéltico.

-   Para los que no hayan leído el folleto de la Casa de la Cultura... ¿en qué consistirá la gala de clausura?

Es un montaje teatral con música y danza a cargo de la Federacíon de Agrupaciones de Folclore Asturiano protagonizado por un emigrante asturiano que va recordando sus vivencias en Asturias. La obra recoge bailes de toda la geografía asturiana.

-   ¿Hay alguna actividad que por su escasa repercusión habéis tenido que dejar de lado?

Pues más que por su escasa repercusión, por su escasa participación. La carencia de traineras en Asturias nos ha obligado a suprimir la ragata de remo.

-   ¿Qué otros festivales con estos ingredientes se celebran en las áreas celtas de la península? ¿Tenéis a alguno como referente?

De este tipo no conozco ninguno, el año pasado me desplacé a Ortigueira (festival con el que siempre nos comparan) pero no tiene nada que ver, son conceptos distintos. Ortigueira es un macrofestival de 4 días con grandisimos grupos. Nosotros tenemos 11 días de festival en el repartimos gran cantidad de actos y nos centramos mucho más en la música y danza tradicional.

-   La última vez que vi a Felpeyu fue precisamente el año pasado, en el Intercélticu. ¿Cómo recibisteis la noticia del accidente?

Todavía me "respingo" cuando recuerdo el titular del périodico, soy técnico de sonido de un grupo y se lo que es andar de un lado para otro con muy pocas horas de sueño y mucho cansancio acumulado. El impacto fue tremendo, la última vez que disfrute de Felpeyu fue también en el Intercéltico.


El festival dedicará una de las noches de conciertos a realizar un homenaje a Felpeyu. Llan de Cubel (que para mi también es el mejor grupo de folk de este país, y uno de los mejores a nivel internacional) y Mabon tocarán en memoria de Ígor Medio y Carlos Redondo. Impresionantes grupos para momentos emocionantes.

Atentos a http://fia.esbardu.org/. Durante los próximos días nos irán desglosando el programa.

Vuelve el Intercélticu con más fuerza que nunca. Enhorabuena a la Asociación Cultural Esbardu y, sobre todo, gracies.


Foro