X Feria del Libro (y XIX Feria del Libro Viejo y de Ocasión)

Se celebra, en el corazón de la ciudad, el décimo aniversario de la cita literaria
Viernes 9 de junio de 2006.
 

Hace días que disfrutamos de un evento anual en el que se puede decir que participamos todos. Y es que, además de estar situada en un lugar por el que pasan centenares de personas prácticamente a todas horas (el parque de Las Meanas), la Feria del Libro no nos ofrece un disfrute monotemático. Sí, son libros, es literatura.. pero, por eso mismo, es incalculable la cantidad historias, lugares y personajes reales y/o ficticios que nos podemos encontrar por allí, condensados en tan sólo unos metros. Novelas, cuentos, cómics, libros de historia, ciencia, biografías... El pasado miércoles, dos “atravesados” nos acercamos a Las Meanas para hablar con algunos libreros (entre ellos, por supuesto, Celso Díaz, de Librería Azucel, fundador y organizador de la feria).

La primera parada tiene lugar en el puesto de Librería Personajes, regentado por María, que vive en Gijón y trabaja en Oviedo (hay establecimientos de Personajes en ambas ciudades). Es una de las más veteranas en la feria y, de entrada, podemos comprobar lo encantada que está en Avilés. Cree que la feria funciona muy bien, tanto a nivel organizativo como participativo. “Celso es un ejemplo a seguir. Tiene muchos contactos, y siempre está dispuesto a hacer una feria animada”. Algo parecido tuvo que decirle a la gente de la Feria del Libro de Albacete para que incluso se animaran a visitar Avilés durante las fechas de esta cita literaria. María nos habla de la feria de la ciudad manchega como un evento que está en auge y creciendo, y ha podido comprobar que allí el hobby de la lectura está más arraigado que en otros lugares. “Soy partidaria de que la familia entera lea, por eso me agrada tanto... pero también puedo decir que en Avilés hay público con inquietudes”. Intenta hacer de su puesto un trampolín para que gente de todas las edades se enganche a la lectura, predominan los títulos no demasiado especializados. No obstante, es posible encargarle un libro que no se encuentre en el stand. Nota un especial interés de las chicas de alrededor de 14 años por el cómic, pero por los títulos más comerciales (Dragon Ball y similares). Por cierto, también nos fijamos en que hay cd’s y vinilos a la venta, al lado de los cómics del Capitán Trueno y otros.

Cambiamos de caseta y nos detenemos en el puesto de José Manuel Suárez, de la librería Cajón Desastre. Muy probablemente se trata del librero que más ha participado en la feria (a excepción del organizador). Cada año se desplaza desde Ponferrada. Esto no es extraño: en la presente edición han venido libreros de Burgos, Manresa, Valencia y Madrid, entre otras ciudades. “Seré sincero, el negocio del libro no funciona demasiado bien. Por eso, hay que moverse y acudir a ferias”, nos dice. José Manuel califica a la organización de “estupenda”, destacando el gran número de actividades: presentaciones de nuevos títulos, firmas de autores, actuaciones musicales, títeres, cuentacuentos, visitas de escolares... Nos da dos referencias digitales que pueden ser interesantes: iberlibro.com y librerosdeviejo.com. Dos buenas webs; una, la competencia de la otra.

Más pesimista es Guido, el joven que nos encontramos en el stand de Los Libros Más Pequeños Del Mundo, echa de menos más actividades paralelas a la venta de libros. “Eso sí, el fin de semana la feria es menos aburrida”. Como su propio nombre indica, esta librería está especializada en libros en miniatura (el formato de El Quijote cuenta con unas 700 páginas y 2 volúmenes). Además, también podemos adquirir reproducciones de pinturas, y pinturas propiamente dichas. En fin, múltiples detalles que hacen la feria más vistosa e interesante, si cabe.

Finalmente llegamos al stand de Azucel. El responsable de que le feria exista nos dice que empieza a organizarla en febrero. En cuanto a las actividades de la carpa de presentaciones, señala que los primeros años, la gente era bastante reacia a sentarse para ver una presentación de un libro de un autor que no conocen de nada, pero ahora los avilesinos muestran más curiosidad. Está bastante contento con introducir conciertos, monólogos... “Realmente ha sido un acierto”. Concretamente, toda subvención que recibe la invierte en dichas actividades, en pagar a los autores que vienen de fuera y en la carpa. Cada librero paga su caseta.

Seamos precisos: se está celebrando el décimo aniversario de la Feria del Libro de Avilés, pero hace 19 años todo esto empezó siendo la Feria del Libro Viejo y de Ocasión. Después de todo ese trabajo, a pesar de ser una de esas típicas labores con un alto grado de altruismo, se recoge algún que otro fruto. Por ejemplo, unas horas antes de responder las preguntas de La Travesía, había sido entrevistado por un programa de Telemadrid. “Estuve hablando cerca de media hora, me sorprendió bastante la llamada”. Precisamente en Madrid se celebra la potente feria, lo cual hace difícil que algún autor de fuera se decante por venir a Avilés, en caso de que se solape alguna firma o presentación de un libro.

En lo que coinciden tod@s los libreros es en que lo que más se pide son temáticas locales, y enciclopedias con las que la gente mayor de 50 estudiaba en sus años mozos (la Álvarez se lleva la palma en cuanto a peticiones). En ello se deja entrever el aspecto más común de los eventos culturales de esta ciudad: los consumidores son fundamentalmente adultos y personas mayores.

Esta vez ya no les cito a nada. Cuando pasen por el parque de Las Meanas, recojan el programa en el stand de Azucel. Encontrarán variedad de contenidos para “gente con inquietudes” .


Foro