La Travesía no estuvo allí: Concierto de Sophie Auster y One Ring Zero

La hija del popular novelista, poeta y cineasta visita El Desierto en el Día Internacional de la Poesía
Jueves 27 de abril de 2006.
 

El pasado 20 de marzo, la bella hija del escritor neoyorquino Paul Auster y de la también autora Siri Husrvedt ofreció un concierto en el Palacio Valdés, junto a la banda One Ring Zero, dentro de los actos de conmemoración del Día Internacional de la Poesía organizados por la Fundación Príncipe de Asturias. Y... sí, han leído bien: La Travesía, haciendo un emotivo homenaje al sabroso manjar casero hecho con dos capas de pan rellenas de bonito, carne y/o bacalao, no cayó en la cuenta del día en que se celebraba dicho concierto. Tras barajar posibles razones que pudieron propiciar nuestro error (como, por ejemplo, que la tinta del bolígrafo con el que apuntamos la fecha y hora estaba caducada, o que una conspiración internacional de hombres-topo había obligado a las autoridades, bajo amenaza de golpe de estado, a cambiar la fecha del evento en el último momento), hemos llegado a considerar remotamente el hipotético hecho de que, en ocasiones, no nos enteremos de la vaina. En fin... vayamos al tema en cuestión.

Sophie Auster tiene hoy en día dieciocho años y es uno de esos ejemplos de precocidad creativa, interpretativa, artística. Participó en ‘Washington Square’, filme de Agnieszka Holland, con tan sólo nueve años. Con diez, apareció en un largometraje, en este caso ‘Lulu On The Bridge’, dirigida por Paul Auster, empezó a recibir clases de canto y a estudiar Arte Dramático en una prestigiosa escuela de Manhattan. Todavía participa en las producciones de dicho instituto -el Lee Strasberg Institute- y ha sido una de las actrices de The Bare Bones Theatre Company, compañía neoyorquina dirgida por William Balsac. Con 16 primaveras de nada, Michael Hearst le propuso grabar un disco junto a su grupo (One Ring Zero). Quizá estén pensando ahora mismo en una chica vestida de minifalda, con alguna que otra coleta, y cantando temas que podrían sonrrojar hasta la mismísima Melody. No se confundan: también hay gente menor de edad que escucha a Billie Holiday, Jimi Hendrix, Tom Waits o Edith Piaf. Al menos, ese es el caso de esta joven.

(JPG)
Portada de ’Sophie Auster’

Además de la gran personalidad musical que le han reportado dichas influencias, hemos de explicar a qué se debía su contratación. No vino por mero enchufe debido al parentesco, ni aquello fue simplemente un acto festivo añadido. Las letras de las canciones son poemas escritos por los vanguardistas franceses Tristan Tzara, Robert Desnos, Guillaume Apollinaire, Philippe Soupault, Paul Éluard y también de su propio padre, el cual aportó su sabiduría escribiendo exclusivamente para este proyecto, además de ayudar a su hija a elegir los poemas de los escritores anteriormente citados que más se adecuaban al espíritu del disco. La chica de Brooklyn, por su parte, no se quedó atrás y compuso ‘The door’ y ‘Walking the wire’.

El resultado es bello y sutil, como no podía ser de otro modo.. Las baladas y valses conviven con otros temas más poperos. Y en las bases instrumentales aparecen guitarras, saxos, acordeones, xilófonos, banjos, pianos de juguete, glockenspiel, chelos, claviolas... En general, melodías suaves con un toque decadente. Eso sí, en estos casos -y concretamente en este- se suele echar de menos un poco de desgarro, una voz menos celestial, algún detalle informal en ese sentido.

El concierto de Avilés fue valorado positivamente por los diarios locales y regionales (véase, por ejemplo, la crítica de El Comercio). La entrada era gratuita. Era necesario recoger previamente invitación en la Casa de la Cultura... y se retiraron todas. Para el concierto de Oviedo se esperaba la presencia de Aute, pero finalmente el cantautor no subió a las tablas del Campoamor. Tampoco se pudo ver a Paul Auster aunque había esperanzas, ya que había acompañado a su hija en un concierto en París.

Sophie y la banda ya preparan su segundo disco, para el cual la pequeña Auster ha escrito todas las canciones. Fijándonos en sus fotos, su pose y demás.. quizá tenga más aire de actriz o modelo que de cantante (sobre todo por aquello de “cara bonita para la gran pantalla”); sin embargo, a pesar de haber hecho apariciones televisivas como en la serie ‘Los Soprano’, ella asegura que, si tuviese que escoger, se quedaría con el micrófono. Pero afortunadamente no tiene porqué desechar ninguna de las dos disciplinas y pretende seguir ahondando en ambas, sin cerrarse puertas.

Algunos temas de ‘Sophie Auster’ (así se llama su primer disco) pueden escucharse en su web oficial o en su espacio. También encontraréis información en la web oficial de One Ring Zero.


Foro