El festival de los "hermanos pobres"

El director avilesino Xuan Acosta nos ofrece su opinión sobre el Certamen
Jueves 13 de abril de 2006.
 

Me piden que de mi opinión acerca de qué me parece que haya un festival de cortometrajes en Avilés. Bueno, creo que como todas las cosas tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Las ventajas, son obvias. Por un lado ofrece la posibilidad de que los espectadores avilesinos vean un montón de buenos cortometrajes realizados por gente de muy diversos lugares. Eso es bueno, porque aunque sean los “hermanos pobres” de los largometrajes, en ocasiones, en tan solo 10-15 minutos puedes disfrutar de una gran historia que en ocasiones los largometrajes no te ofrecen. Además, junto al certamen de cortometrajes, siempre hay una interesante oferta añadida, como son las películas de animación, o “las sesiones golfas” de Jesús Palacios. Todo esto hace que durante esa semana, los avilesinos puedan disfrutar de un cine que no pueden ver el resto del año (si exceptuamos, tal vez, en el Festival de cine de Gijón). Sin duda alguna, la celebración de este evento, puede hacer que los jóvenes se sientan atraídos por la magia del cine, y quién sabe, igual en el futuro se dedican profesionalmente a ello, como es mi caso.

La única desventaja que veo, es la poca difusión que se hace de este festival en la ciudad, y su escasa duración; pero esto es algo común a la mayoría de eventos que se celebran en nuestro país.