El jurado del festival, de microbotellón con La Travesía.

Entre corto y corto, se inventan un guión que comienza en el desierto.
Jueves 13 de abril de 2006.
 

Parte del jurado del V Festival de Cortos de Avilés atendió a los medios de comunicación el sábado por la tarde en la recepción del Hotel Luzana. La Travesía del Desierto, que todavía no sabemos si llegamos a “medio”, o somos todo lo más un “cuarto”, estuvimos allí. Queríamos buscar la cara oculta de los miembros del jurado (en el que por cierto, sólo había miembros.)

Y empezamos fuerte: al preguntar a Luis Callejo por sus planes futuros, nos dijo que se los habían cancelado todos. Nos contó que quizá más allá del verano viniese a Asturias a rodar... pero no quiso contar más, por si acaso. Jimmy Barnatán cree que con la nueva ley de educación, por fin Chucky pasará de curso en Los Serrano. Presentó fuera de concurso el corto “Macarra” (que dirige y protagoniza él mismo, como no podía ser de otra forma, con ese nombre.)

Julián González nos sorprendió al preguntarle por sus actuales proyectos: “Estoy estudiando inglés y haciendo prácticas de Diseño de Interiores, que es lo que he estudiado”. Kepa Sojo dice haber hecho la película más friqui de la historia del cine español. Se llama el Síndrome de Svensson y tiene “a Pepe Sancho y Nacho Vigalondo frente a frente, peleas, chicas desnudas, hip-hop, ¿qué más se puede pedir?”.

Mientras tanto, aprovechando que son actores y directores, y estábamos en el Festival de Cortos, les pedimos que nos presentasen su siguiente corto.

(JPG)
El próximo corto de Julián González, Kepa Sojo, Koldo Serra (arriba), Jimmy Barnatán, Jesús Palacios (a él le daban dos), Luis Callejo y William Miller (abajo)

Koldo Serra salió el sábado de noche y sólo volvió al hotel cuando le cerraron todos los bares. En breve estrenará su salto a los largometrajes con Bosque de Sombras, donde dirige nada menos que a Gary Oldman. William Miller es el novio hippie de Inés Alcántara, entre otros muchos papeles en series. Su actual ocupación es participar en un musical, en el que... no canta. Jesús Palacios nos confesó que en el colegio cuando había que hacer una redacción, él entregaba una crítica de una película.

Les propusimos, ahora que está tan de moda la convocatoria de macrobotellones, algo más alternativo: un microbotellón, basado en Jack Daniel’s (Horror, la publicidad indirecta hace presencia hasta en el desierto... y no hemos visto un duro). Aceptaron de buen grado.

(JPG)
El jurado, de microbotellón en el desierto.

Por último, pensamos que entre tanta mente creativa, y despues del microbotellón y el corto, podríamos sacar una buena idea para hacer nosotros uno de promoción de La Travesía. Y así se lo propusimos: imagina que estás en medio del desierto... ¿qué ocurre a continuación?

¿Será buena idea?


Foro