La Fundación de Música Moderna tiene casi 300 alumnos y 17 grupos de música

Imparten clases, ofrecen conciertos, graban discos, hacen talleres musicales...
Jueves 16 de febrero de 2006.
 
Son gente que hace música por el gusto de hacerla. Enseñan música moderna, tocan todos los estilos. Amenizan, quizá sin nosotros saberlo, muchas tardes y noches de verano, en Avilés y otros lugares. La Travesía del Desierto ha estado con ellos y te lo cuenta. Conoce qué es la Fundación de Música Moderna, y descarga dos canciones suyas.

La idea

Lo que esta gente quiere es formar músicos. Músicos polivalentes, que sepan tocar tanto los clásicos soul de Otis Redding, como los temas brasileños de Vinicius de Moraes, o los últimos éxitos pop: que sean músicos todoterreno.

El método

La Fundación contrata profesores que imparten clases en sus locales. Los alumnos, pagando a partir de 30€ mensuales, acuden a clases de batería y percusión, bajo, teclado, guitarra y varios instrumentos más. Es el profesor quien prepara el programa de formación, dándole una perspectiva muy práctica. Intentan integrar al músico en un grupo desde el principio, e imparten la materia basándose en ejemplos de los diferentes estilos. A día de hoy cuentan con casi 300 alumnos.

Los grupos

(JPG)
Instalaciones de la FMM

Después de aplicar esta idea, resulta que los músicos que se forman en la Fundación tocan lo mismo un instrumento roto que uno descosido. En la FMM existen 17 grupos distintos, cada uno dedicado a un repertorio musical. El grupo "Soulman" versiona los clásicos de la música soul (como por ejemplo, precisamente, el "I’m a soul man" que tocaban los Blues Brothers); "Jamaica" siguen los pasos de Bob Marley, dedicándose a los éxitos del reggae. Los músicos que forman "Abbey Road", como no, repasan la trayectoria de los cuatro de Liverpool. Y también hay rock, blues, bossa nova, jazz y jazz latino, música folk, country, cubana, andina, y una gran variedad dedicada al pop, ya sea internacional, inglés, español o brasileño.

El verano

Durante el verano, la Fundación de Música Moderna suele tocar en Avilés. El año pasado se pasaron los primeros días de agosto bajo una carpa en El Parche. Cada día se escuchaba un repertorio distinto, a cargo de un grupo diferente. Eso explica que nos sonaran las caras de algunos, que nos pareciese que la voz de aquella chica ya la habíamos oído otro día y con otro grupo. En realidad eran cerca de 50 músicos repartidos entre todas las actuaciones.

Quienes tocan son los profesores y alumnos de la Fundación, y de forma ocasional, algún otro contratado a través del INEM. Tienen su contrato y su seguridad social. Este hecho, que pasaría por ser normal en otro tipo de oficios, es digno de resaltar: Hay músicos que tienen un sueldo y viven de la música.

Los medios

(JPG)
Sala de grabación

La FMM es una Fundación, esto es, una entidad privada dedicada a costear actividades musicales. Pero no es la única organización que existe. Han fundado una discográfica, "FM Records", que usan principalmente para sus propias grabaciones. Su estudio de grabación se alquila a los grupos que lo quieran utilizar. Pero a aquellos que quieren una maqueta en directo no les cobran nada, a cambio de que esa sesión sea a la vez un concierto realizado en los locales de la Fundación. La actividad que abría la primera agenda de La Travesía era precisamente una actuación de este tipo.

La financiación

Además de impartir clases y dar conciertos, la Fundación realiza cursos de Formación Profesional y para desempleados del INEM, oferta talleres musicales y conciertos didácticos para colegios, graba anuncios para radio y televisión, se ofrece para organizar eventos musicales, acude a las subvenciones que convocan las distintas administraciones y vende discos.

Con todo eso, paga a sus músicos y a sus profesores, mantiene sus instalaciones y renueva sus instrumentos. No hacen publicidad. El próximo año ofrecerán 5 becas de 15.000€ a los alumnos más aventajados en guitarra, teclado, bajo, voz y percusión. Con ese dinero, podrán sufragarse su estancia y manutención, mientras imparten clases, tocan y graban con la Fundación. No parece poco, teniendo en cuenta que cuando empezaron en 1995 su capital social era de 900€.

El futuro

Gonzalo Casielles es el director de la Fundación, y una de las personas que más culpa tienen de que se hayan convertido en lo que son. Después de hablar con él, está claro que sigue teniendo ideas que llevar a cabo. Dentro de poco estrenarán nuevo sitio web (en www.fundacióndemusica.org). Quiere poner música en la página y dejar que los internautas jueguen con ella y hagan sus propias mezclas. También piensan en vender su música, a un precio aproximado de 20 céntimos por canción. Incluso se están planteando la expansión internacional de la Fundación. De hecho, ya están trabajando en ello.

La música

"FM Records" ha editado 3 discos. De ellos, hemos elegido 2 temas para amenizar este artículo. El primero es un tema que toca uno de los grupos de la Fundación: es la versión del ’It’s probably me’ de Sting. El segundo pertenece al disco de la Big Band del Conservatorio de Gijón. Es jazz, con un aire gospel, y se titula ’Mercy, mercy, mercy’.

Pero mejor que escuchar una grabación es verlos en directo. El 24 de febrero, viernes, a las 12 de noche, en su sala de Maspalomas, darán un concierto temático, dedicado a la movida. Tocarán, entre otros, "Adios papá" de Los Ronaldos, "Mujer Fatal" de Loquillo", "No tocarte" de Radio Futura, y otros temas de Tequila, Olé-Olé y Gabinete Caligari. Si ese día no te puedes acercar, el 17 de marzo repiten.


FMM - It’s probably me
Big Band Conservatorio de Gijón - Mercy, mercy, mercy